Centro de Menores y los Vigilantes de seguridad «Teniendo el centro menores conflictivos, la situación de peligrosidad es prácticamente continua»


 Màs información de la consultoria de seguridad Siseguridad Hoteles
Màs información de la consultoria de seguridad Siseguridad Hoteles
Màs información de Segurpricat Siseguridad : la consultoria de seguridad

Julian Flores @juliansafety
Director de seguridad,Segurpricat Siseguridad

     

Centros de protección

Estos centros están pensados para acoger a menores de edad de forma temporal, mientras no pueden volver con su familia o no pueden acceder a una familia de acogida. Son equipamientos residenciales de carácter socioeducativo que cubren las necesidades básicas y trabajan en el desarrollo global de los niños, niñas y jóvenes acogidos.
Estructura y organización del centro de menores “Can Rubió”
Un modelo de abordaje

No indemnizan a un vigilante agredido porque es un riesgo propio de su oficio
El afectado denuncia el riesgo que supone trabajar en el centro de menores Carmen de Michelena, donde fue atacado y lesionado

JAÉN. José –su nombre real es otro, pero no quiere que se publique por temor a no encontrar trabajo– ha tirado la toalla. No recurrirá la sentencia que le niega la indemnización que pedía (30.050 euros) por lesiones que se produjo mientras que trabajaba de vigilante de seguridad en el centro de menores Carmen de Michelena de Jaén. «Si pierdo el pleito me cuesta más de 5.000 euros que no tengo», asegura con rabia. Hace seis años intentó impedir la fuga de un chaval, resultó agredido y sufrió lesiones que lo tuvieron muchos meses fuera de combate y acabaron costándole el puesto de trabajo. Según determina la sentencia «no se discute la existencia de la agresión mientras prestaba sus servicios de vigilante en el centro de menores», pero con ese trabajo «el demandante asume un riesgo y la lesión se produce en el ámbito de su actividad».

Desde aquel percance, José no levanta cabeza. Tuvo que pasar por el quirófano, perdió el trabajo, tardó tiempo en reengancharse y cuando estaba otra vez de vigilante con otra empresa su antiguo patrón asumió el servicio que él estaba prestando y no lo subrogó. Así que está en el paro de nuevo, en una situación angustiosa y tirando con la ayuda de la familia para que sus hijos coman y se puedan vestir.

Fue la noche del 22 de agosto de 2009. José era el único vigilante del centro. Un chaval intentó fugarse. Había motivos para intentar cortarle los caminos, ya que el día anterior ya lo había hecho y lo había llevado de vuelta la Policía después de arrestarlo por un robo. Según la demanda –los hechos los admiten las partes– el menor acometió al vigilante, lo tiró al suelo y le provocó una seria lesión de rodilla. Aún así, José pudo impedir que el chaval escapase.

Firme

La sentencia, que será firme porque nadie va a recurrir en plazo, exonera a la Junta de Andalucía, titular del centro, de pagarle la indemnización al trabajador, que era empleado de una empresa de seguridad privada contratada por la administración. El argumento del juez es que «no se puede imputar a la administración demandada la conducta de un tercero que de forma imprevisible agrede al demandante». El demandante, sin embargo, piensa que la administración sí tuvo responsabilidad. «La citada agresión y la lesión no se hubieran producido con probabilidad si en el turno hubiera habido otro vigilante de seguridad como se instaló con posterioridad» tras las reclamaciones de trabajadores y sindicatos.

De fondo la demanda pone de relieve el polvorín que es el centro de menores. «Teniendo el centro menores conflictivos, la situación de peligrosidad es prácticamente continua», dice la demanda.

De hecho, en los últimos años hay constancia de numerosas agresiones ocurridas dentro del centro. Una de ellas, la violación de una interna. De puertas para afuera, las noticias sobre robos y altercados protagonizados por menores del centro en parques y calles de la ciudad son bastantes habituales. Hace un tiempo llegó a haber incluso movimiento entre los vecinos para reclamar medidas a la Junta. «Si mi hijo roba o hace algún estropicio, a mi me condenarían a pagar los daños como responsable. Pues la Junta es quien tiene la tutela de esos niños y quien debe asumir la responsabilidad de lo que hacen», dice José.

Informa  de la fuente “forovigilantes.es” y “foroseguridadprivada.com”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s